Votá 0 votos
Imprimir
Compartir facebook
twitter
Buzz this
PETRI KAIVANTO > EL NUEVO TANGO FINLANDES

PETRI KAIVANTO > EL NUEVO TANGO FINLANDES

Vino a Buenos Aires para grabar sus propios temas y viejos tangos finlandeses en arreglos aporteñados. Es autor, intérprete y un excéntrico agitador cultural en Helsinski, su ciudad natal. (Publicado 15-03-2007)
Por Irene AmuchásteguiLa familia Kaivanto, de Helsinski, avanza en fila india por la placita de Serrano de Buenos Aires en plena siesta palermitana: la comitiva que acompaña a Petri (cantor finlandés de tango ídem) está integrada por su madre, su padre (cameraman oficial de su debut porteño) y su mujer (corredora de válvulas cardíacas quirúrgicas improvisada maquilladora y vestuarista de su marido). Desde 1914, cuando una pareja dinamarquesa dio la primera exhibición de baile de tango en el Gran Hotel Fennia de Helsinski, en Finlandia se conoce el género. Inicialmente importado desde París, epicentro de la moda que ganó Europa en las primeras décadas del siglo XX, el tango no tardó en radicarse en el paisaje nórdico con su propia fisonomía: carácter rural, letras alusivas al propio medio, y musicalmente más cercano a una exótica marcha que al tango criollo. Decir que Petri Kaivanto como parte de una nueva generación de artistas forjados esta larga tradición del tango finlandés, no alcanza para describir a este sujeto inquieto: en su país se lo conoce también como animador de karaoke (“el primero de la historia de Finlandia!”, se jacta), candidato liberal al Parlamento Europeo (“por la derecha finlandesa, que está a la izquierda argentina”), activista ecológico, conductor radial y televisivo... A principios de febrero llegó a Buenos Aires para terminar de grabar, con el guitarrista Alejandro Polemann, un disco de tangos finlandeses en arreglos rioplatenteses que había comenzado a registrar en 2004. Empezaron el disco en 2004 y lo terminan ahora. ¿Qué pasó en el medio? Muchas cosas. Estuve buscando dinero. Compuse un musical, “Leila & Daniel” , una especie de Wet Side Story, un Romeo y Julieta moderno con música árabe, ópera y rock, todo mezclado. Me gusta combinar. También en lo que estás grabando de tango hay un espíritu de mestizaje, no? En realidad son dos discos: uno en español y otro en finlandés La idea fue hacer tangos finlandeses tocados a la argentina. Gracias al milagro del skype, ensayamos mucho en videoconferencia con Alejandro Poleman: él en Buenos Aires y yo en Helsinski. ¿El repertorio es de tangos tradicionales? La mayoría, sí. Hay sólo cuatro canciones nuevas: una de Alejandro y tres mías, entre ellas la milonga Globalisaatio... ¿Milonga globalifóbica? Mmm... yo diría más bien neutral. Yo soy pro-globalización, sólo que el sistema todavía no está preparado para funcionar. Tenés cierta trayectoria en política, ¿cómo fue eso? En el 96 fui candidato en las elecciones parlamentarias de la Unión Europea, por un partido que ya no existe, un partido liberal que fue una estrella fugaz. El nombre era Los Jóvenes Finlandeses, tomado de un antiguo partido político del 1800. Era más bien de derecha, aunque la derecha finlandesa acá estaría a la izquierda. En realidad yo soy opositor, a todo, opositor en general. Y ambientalista. Contestatario y ambientalista, entonces, estarás en contra de la instalación de la papelera finlandesa Botnia en Uruguay? Directamente estoy contra el papel. La gente imprime demasiado. Yo estoy a favor del pdf! Ah!, también soy webmaster de un sitio: la Unión de Compositores de Música Ligera de Finlandia. Más allá de este disco. ¿Cómo es tu relación con el tango argentino? Cuando estaba en el último año de liceo, tuve la suerte de conocer al maestro acordeonista Petri Ikkela, que fue también el primero en tocar el bandoneón en Finlandia. Durante tres años tuvimos un sexteto en el que yo era el cantor, y llegamos a compartir fecha con Pugliese en un festival: sus músicos y sus cantores fueron los primeros argentinos con los que tuve contacto. Pero yo ya conocía el tango argentino a través de Ikkela. ¿Conocés a los cantantes contemporáneos? Sólo a María Volonté. ¿Tenés referentes históricos? Julio... Sosa, aunque en el estudio de grabación, para ser más “macho”, me ayudó mucho Julio... Iglesias! En Finlandia hay un cantor todavía mas esquizofrénico que yo, que hizo un disco de tangos argentinos traducidos: unas traducciones muy fieles a las originales. El problema es que tomaron como modelo los arreglos del disco de tango de Julio Iglesias, musicalmente es cien por ciento “Miami”. Con este señor del que te hablo tenemos pensado un proyecto: Gardel reinventado. ¿Ese será tu próximo paso en el tango? También hay otra idea: trabajar con alguna vieja cantante finlandesa de calidad. Pero una buena en serio, porque sinceramente, el concurso nacional en el que se eligen el Rey y la Reina del tango de Finlandia es más un concurso de belleza que de cantantes. Una vez fui a una ronda eliminatoria y había mujeres que para mí son verdaderas reinas del tango, pero no tienen chances porque tienen cincuenta años. Ganan chicas muy jóvenes y muchachos imberbes, que además después no se dedican a cantar tango. Durante los días de concurso también hay milongas multitudinarias, no? Los grandes bailes de tango son algo lindo de ver, en la calle. Pero hay que visitar una milonga en el verano, en el campo, con sol de medianoche. Ahí está todo el romanticismo de la naturaleza en Finlandia.